jueves, 28 de agosto de 2014

Natillas

Las natillas son postres lácteos muy extendidos en la gastronomía española y europea. Parece que este tipo de cremas podría tener su origen en la época medieval, aunque no llevaban azúcar. 

Los ingredientes básicos son la leche, los huevos y el azúcar. Según la zona donde se cocine esta crema puede llevar vainilla, canela, limón, caramelo, chocolate, coco...Algunas recetas llevan huevos enteros y otras sólo utilizan las yemas. Aunque la consistencia también varía, suelen ser cremosa y más blanda que los flanes.

Mi receta la he sacado de El forner d´Alella. Yo le he puesto galletas María para acompañar. Con estas cantidades salen 4 raciones. 


Ingredientes:
  • 1/2 l de leche.
  • 100 g de azúcar.
  • 25 g de maizena.
  • 4 yemas de huevo.
  • La piel de un limón.
  • Una rama de canela.
  • 4 galletas María.
  • Canela en polvo.

Elaboración:

Pondremos a calentar la leche con la piel de limón y la rama de canela. No hay que dejar hervir la leche, sabremos que está suficientemente caliente cuando aparezcan en la superficie burbujitas. Retiraremos del fuego, dejaremos entibiar y quitaremos la piel de limón y la canela.

Mezclaremos en un cuenco las yemas con el azúcar y después incorporaremos la maizena.

Agregaremos la mitad de la leche al cuenco de las yemas, removeremos bien y lo echaremos en el resto de la leche. Calentar la preparación hasta que espese pero sin dejar que hierva. Durante todo el proceso de calentamiento tendremos que revolver con una varilla para que no se pegue en el fondo. Sabremos que están listas las natillas cuando las burbujas de la superficie empiecen a desaparecer.

Distribuiremos las natillas en cuatro cuencos y colocaremos una galleta en la superficie, mientras la crema todavía está caliente, para que se ablande. Serviremos espolvoreando un poco de canela por encima.



Una película:
A mí me gustan las natillas con..."Un toque de canela". Película griega dirigida por Tassos Boulmentis. Esta preciosa y melancólica película es un viaje sensorial a la patria perdida, y a los sabores y olores de la infancia.
"A veces tenemos que utilizar una especia que no es la de siempre para conseguir algo, para provocar algo. El comino, por ejemplo, es una especia fuerte, vuelve a la gente poco comunicativa, en cambio la canela hace que las personas se miren a los ojos."
Una canción:
La película tiene una estupenda banda sonora, una mezcla de ritmos griegos y turcos. "A touch of spice" del director Evanthia Reboutsika.


No hay comentarios:

Publicar un comentario