miércoles, 23 de septiembre de 2015

Dulce de calabaza y miel

Parece que tanto Google como yo hemos tenido la misma idea: en otoño llegan las calabazas.

Esta receta ya la publiqué el año pasado en la entrada Tortas de alma y creo que se merecía una entrada propia. Aquella vez la denominé "alma de calabaza" porque la hice con la calabaza que se utiliza para este dulce tradicional. La calabaza para hacer las tortas no la vais a encontrar fácilmente, sin embargo la que he usado para hacer esta confitura sí está presente en muchas tiendas y mercados casi todo el año, se trata de la calabaza cacahuete.

El resultado me ha gustado, queda muy bien para rellenar tortas y también para untar pan para desayunar. 


Ingredientes:




  • 1 kg de puré de calabaza (de la especie Cucurbita mostacha o calabaza cacahuete).
  • 400 g de miel.
  • 300 g de azúcar blanquilla, o de azúcar moreno.
  • La ralladura de una naranja.


  • Elaboración:
    1. Asaremos la calabaza al horno, a 190º C, hasta que quede blanda la cáscara. 
    2. Sacaremos la carne y retiraremos las pepitas. 
    3. La colocaremos en una cacerola grande para facilitar la evaporación y la coceremos junto con el resto de los ingredientes hasta que reduzca y espese. Removeremos de vez en cuando para que no se pegue. 
    4. Una vez alcanzada la consistencia que queramos la retiraremos del fuego y la introduciremos en botes de cristal. Colocaremos los botes boca abajo sobre la tapa hasta que se enfríen.
    5. Conservaremos los botes en la nevera hasta que lo utilicemos.

    Una película:
    Según el Ministerio de Fomento hoy entraremos oficialmente en Otoño, pero como la calabaza que he usado la podéis encontrar casi todo el año..."Primavera, verano, otoño, invierno...y primavera" es una preciosa película del director surcoreano Kim Ki-duk. Se trata de una metáfora sobre la vida protagonizada por dos monjes que viven en un solitario monasterio.

    Una canción:
    ...y como acabamos de estrenar otoño, una canción que lleva por título "´Tis Autumn".
    Esta pieza compuesta por Henry Nemo e interpretada por Chet Baker, aparece en el álbum "Chet", un disco enteramente dedicado a baladas. Uno de mis discos preferidos de Chet Baker, suavecito y elegante. Os lo recomiendo para tardes de lluvia.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario