miércoles, 5 de abril de 2017

Coca de manzana

Hoy vengo con una coca de manzana. La receta me la ha dado Sofía, una compañera muy mañosa que igual te hace un pastel que un cuadro, se le dan de miedo los disfraces y maquillajes de Hallowen, hace muñecos y muchas otras cosas de crochet, se le dan muy bien las plantas y es una "horticultora de maceta" aficionada. Vamos, lo que en mi pueblo llamamos "una astralica mano", que traducido significa que es una persona que vale para todo. Tiene una página en Facebook que se llama Artejitos,

Viendo las fotografías os preguntaréis si esta coca es como una tarta de manzana, pues más o menos. Es más húmeda que un bizcocho pero menos que una tarta-tarta. Lo que pasa con el nombre de "coca" es que se les da ese nombre a bizcochos como la "Coca de llanda" valenciana pero también a preparaciones saladas que se parecen a la pizza.

Aunque es un dulce con un aspecto bastante rústico y tal vez sea más adecuado para merendar o para desayunar, yo lo usé de postre en una comida. Lo acompañé de helado de vainilla y con una salsa de frambuesas. Intenté que la presentación fuera "de diseño" pero quedó tirando a regular. He puesto una foto de mi "obra de arte" al final. Está muy rico.


Fuente de la receta: Revista "Con mucho gusto" nº 11. Tartas y pasteles.





Ingredientes: Para un molde de 20cm x 28cm x 5cm. Para unas 6/8 raciones.
  • 3 huevos (Yo puse XL).
  • 250 g de harina de todo uso.
  • 250 g de azúcar blanquilla.
  • 4 manzanas medianas.
  • 1 sobre de levadura en polvo Royal.
  • 250 ml de aceite de oliva suave.
Para adornar:
Una manzana en láminas, un puñado de piñones y azúcar moreno.

Elaboración:
  1. Precalentaremos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Forraremos un molde para horno con papel de hornear.
  3. Batiremos los huevos con el azúcar hasta que blanquéen. 
  4. Incorporaremos el aceite.
  5. Tamizaremos la harina junto con la levadura y la mezclaremos hasta que quede todo integrado.
  6. Añadiremos las manzanas cortadas a láminas finas y las incorporaremos con una lengua de cocina.
  7. Colocaremos la preparación en el molde y la coceremos durante 10 minutos. Transcurrido este tiempo sacaremos la fuente y adornaremos la superficie de la tarta con las láminas de la manzana que hemos reservado. Pondremos un puñado de piñones y espolvorearemos azúcar moreno.
  8. Seguir horneando unos 25 o 30 minutos más. Pincharemos la coca con un palillo y tiene que salir limpio.
  9. Dejaremos que la coca se enfríe antes de desmoldarla.


Un libro:
A propósito de manzanas...Tenía pendiente un libro de relatos de Ray Bradbury que se titula "Las doradas manzanas del sol". Los cuentos que componen esta obra tienen el maravilloso estilo poético que el escritor usaba en Crónicas marcianas y en Fahrenheit 451 y también el aire triste y fatalista. Hay cuentos que podrían encuadrarse en la literatura fantástica otros son ciencia ficción, algunos más costumbristas, pero todos interesantes. Me llamó mucho la atención uno que se titula "El asesino", que es sorprendentemente actual. Bradbury podría estar hablando sobre nuestros teléfonos móviles y las redes sociales. Pero voy a poner un párrafo del primer relato de la colección. Animo a quien me lea a acercarse a Bradbury, es uno de mis escritores preferidos.
El primer relato de "Las doradas manzanas del sol" (1953) se titula "La sirena".

Allá afuera en el agua helada, lejos de la costa, esperábamos todas las moches a llegada de la  niebla, y la niebla llegaba, y aceitábamos la máquina de bronce, y encendíamos los faros de niebla en lo alto de la torre. Como dos pájaros en el cielo gris, McDunn y yo lanzábamos el rayo de luz, rojo, luego blanco, luego rojo otra vez, que miraba los barcos solitarios. Y si ellos no veían nuestra luz, oían siempre nuestra voz, el grito alto y profundo de la sirena, que temblaba entre jirones de neblina y sobresaltaba y alejaba a las gaviotas como mazos de naipes arrojados al aire, y había crecer las olas y las cubría de espuma.
- Es una vida solitaria, pero uno se acostumbra, ¿no es cierto? -preguntó McDunn.
- Sí -dije-. Afortunadamente es usted un buen conversador.
- Bueno, mañana irás a tierra -agregó McDunn sonriendo- a bailar con las muchachas y a tomar gin.
- ¿En qué piensa usted, McDunn, cuando lo dejo solo?
- En los misterios del mar.
Una canción:
La elección de la canción me ha resultado más difícil y, de hecho, está un poco traída por los pelos. Como no se me ocurrían nada relacionado con "manzanas" empecé a pensar en relacionarla con el faro protagonista del relato de Bradbury, lo comenté con mi marido y me dijo que por qué no ponía "Mull of Kintyre", es un a canción muy chula y fijo que en ese lugar hay un faro. 

"Mull of Kintyre" publicada en 1977 por Paul McCartnet hace referencia a Kintyre, una península escocesa en la que Paul compró una granja, y sí, efectivamente allí hay un faro. La canción, interpretada  por Wings, fue un gran éxito en el Reino Unido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario