Dos mermeladas de higos: Verdes con canela y negros con naranja y ron

septiembre 04, 2017

Hoy, y después del parón de agosto, traigo una receta de temporada. aunque si llego a tardar un poco más en publicar la entrada, va a ser difícil encontrar higos ya.

La mermelada de higos verdes la hice a mitad de agosto, que es cuando estaban en pleno apogeo, y ahora he hecho mermelada de higos negros. 

La de verdes la elaboré con azúcar moreno, que le da sabor a caramelo, y la aromaticé con canela. La de higos negros la he hecho con azúcar normal y le he puesto ron y naranja. Las dos están ricas. 

Besos. Sed felices.


Ingredientes:
  • 1k de higos verdes.
  • 400 g de azúcar.
  • El zumo de un limón.
  • Un palo de canela.


Elaboración:
  1. Esterilizaremos los botes de cristal en el que vayamos a guardar los higos.
  2. Lavaremos los higos y les retiraremos el pedúnculo. No es necesario pelarlos, únicamente retiraremos alguna zona de la piel si está dañada u oscura.
  3. Trocearemos gruesamente los higos y los colocaremos con la canela, el zumo de limón y el azúcar en una cacerola.
  4. Dejaremos que los higos se maceren durante al menos una hora.
  5. Después de macerarlos coceremos los higos durante 30 minutos.
  6. Pasaremos la batidora pero no demasiado para que quede algún trozo más grueso.
  7. Colocaremos la mermelada en los botes esterilizados y los cerraremos bien. Pondremos los botes cubiertos de agua y haremos que hiervan durante 30 minutos.
  8. Sacaremos los botes, los colocaremos boca abajo y dejaremos que se enfríen por completo.
Ingredientes:
  • 1k de higos negros.
  • 400 g de azúcar.
  • El zumo de un limón.
  • La corteza de media naranja confitada (opcional).
  • La ralladura de una naranja.
  • 25 ml de ron.
Elaboración:
  1. Esterilizaremos los botes de cristal en el que vayamos a guardar los higos.
  2. Lavaremos los higos y les retiraremos el pedúnculo. No es necesario pelarlos, únicamente retiraremos alguna zona de la piel si está dañada u oscura.
  3. Trocearemos gruesamente los higos y los colocaremos con el zumo de limón, el azúcar, el ron y la naranja confitada a trocitos en una cacerola.
  4. Dejaremos que los higos se maceren durante al menos una hora.
  5. Después de macerarlos coceremos los higos durante 30 minutos.
  6. Pasaremos la batidora pero no demasiado para que quede algún trozo más grueso.
  7. Colocaremos la mermelada en los botes esterilizados y los cerraremos bien. Pondremos los botes cubiertos de agua y haremos que hiervan durante 30 minutos.
  8. Sacaremos los botes, los colocaremos boca abajo y dejaremos que se enfríen por completo.

Un libro:
Por higuera, por higuera...no me viene nada a la cabeza, oigan, así que recomiendo uno de los libros que he leído este verano. 

La novela es "Todo esto te daré" de Dolores Redondo, premio Planeta 2016. Me lo dejé para el verano porque me esperaba una lectura fácil y entretenida. Y así ha sido. He leído críticas bastante duras de este libro y vaya, tal vez no sea de lo mejor que he leído, pero cumple con lo que yo esperaba de ella. Hace tiempo que "les hice la cruz" a los premios Planeta. Los últimos que leí me defraudaron tanto que decidí no leer ni uno más, pero me gustó la trilogía de Baztán y por eso me he saltado el veto al premio. 

Tiene un buen y prometedor comienzo:

La llamada a la puerta sonó autoritaria. Ocho golpes seguros, rápidos, de quien espera ser atendido con diligencia. El tipo de requerimiento que jamás podría confundirse con la llamada de un invitado, de un operario o de un repartidor. Más tarde, pensaría que al fin y al cabo es así como uno espera que llame la policía.  
Durante un par de segundos observó pensativo el cursor parpadeante al final de la última frase. La mañana se le estaba dando bien, mejor que en las últimas tres semanas, porque, aunque odiaba admitirlo, escribía más a gusto cuando estaba solo en casa, cuando trabajaba sin horarios, liberado de las rutinarias interrupciones para la comida o la cena, y simplemente se dejaba llevar. En aquella fase de la escritura siempre era igual, Sol de Tebas estaría terminada en un par de semanas, quizá antes si todo iba bien. Y hasta entonces aquella historia sería lo único en su vida, su obsesión, lo que le ocuparía día y noche, lo único en lo que pensaría.
Una canción:
Y a principios de Septiembre, qué queréis, a mí la canción que me viene a la cabeza es la del Dúo dinámico. "Amor de verano", aquella canción lacrimógena que nos recuerda los amores que se pierden cuando empieza el nuevo curso. Se estrenó en 1963 pero se volvió a poner de moda en los años 80 porque salió en la serie "Verano azul". No hay nada tan de final de verano como esta canción y la muerte de Chanquete. 

Venga, ahí os la dejo, para que lloréis.




You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

ESCRITORES

MÚSICOS