Scones escoceses con copos de avena y pasas

septiembre 10, 2017

Para usar la mermelada de higos de la entrada anterior se me ocurrió que podía hacer scones. Primero pensé en una receta de scones como los que sirven en el té británico actualmente, pero al final me he decidido por ir al origen de estos dulces, o a algo que se acerca a los originales.

Los scones son una especie de galletas o panes rápidos que pueden ser dulces o salados. Aunque los ingleses comen los scones sobre todo en el teatime, en Escocia lo hacen a casi cualquier hora del día: con el café de la media mañana, con la sopa y la ensalada en el almuerzo, con el té de la tarde o incluso con un cóctel. Los niños lo toman cuando van al colegio y una persona lo compra por la calle en cualquier momento.

Originalmente los scones eran un panes rápidos que se hacían en Escocia con avena y sin levadura. Se cocinaban sobre la chapa de la estufa y tenía la forma redonda y el tamaño de esa plancha. Para servirlos se cortaban en cuñas.

Total, que he encontrado una receta muy rústica que se hace con harina y copos de avena. En mi caso he tenido que poner copos de centeno porque tengo intolerancia a la avena, pero el resultado no creo que difiera mucho. 

Origen de la receta: Food



Ingredientes:

  • 190 g de harina de trigo para todo uso.
  • 150 g de copos de avena (o de centeno si eres intolerante).
  • 50 g de azúcar blanquilla.
  • 16 g (un sobre) de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 70 g de pasas de Corinto.
  • 1 huevo.
  • 115 g de mantequilla.
  • 80 ml de leche.



Elaboración:

  1. Precalentaremos el horno a 220ºC.
  2. Mezclaremos en un cuenco la harina, el azúcar, la levadura, la sal, los copos de avena y las pasas.
  3. Agregaremos la leche y el huevo batido y lo uniremos con los ingredientes secos.
  4. Añadiremos la mantequilla fría troceada en cubos pequeños. La integraremos con los dedos sin amasar mucho.
  5. Formaremos una bola y la aplastaremos sobre una placa de horno con papel vegetal o sobre una lámina de silicona. Formaremos un círculo y marcaremos 8 cuñas.  
         
  6. Hornearemos a 220ºC durante 15 minutos.
  7. Al sacarlos del horno cortaremos las cuñas y dejaremos que se templen un poco para que no se rompan al sacarlos de la placa. 
  8. Los serviremos calientes con mantequilla y mermelada.
Un libro:
Normalmente no leo novela romántica, pero caí en una saga de este género porque se trataba de una historia de viajes en el tiempo y eso sí que me gusta mucho. Se trata de "La saga de Claire Randall" de Diana Gabandón. Mezcla la novela de aventuras con la fantasía, el género romántico y la ficción histórica. el primer libro se titula "Forastera" y es de 1991.

He propuesto este libro porque es el primero que me ha venido a la memoria al hablar de Escocia. Es allí donde se desarrolla la saga.

Hay una adaptación de los libros para la televisión. La serie se titula "Outlander" y es de 2014.  El protagonista está tan bueno como un scon con mantequilla y mermelada...bueno, la chica también es muy guapa. 






Una canción:

Y para ambientar bien la lectura os propongo una canción de Alasdair Fraser. Es extraño que no haya puesto nunca en el blog algo de este compositor que me gusta tanto. La canción aparece en el álbum Dawn Dance de 1996 y se titula "Theme for Scotland".



You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

ESCRITORES