viernes, 9 de mayo de 2014

Mermelada de fresa casera

Cuenta la leyenda que Venus lloró copiosas lágrimas por la muerte de Adonis, que llegadas a la tierra se transformaron en pequeños corazones rojos: las fresas, la fragancia de los bosques.

Nunca había hecho mermelada de fresa porque las comerciales, en general, me parecen buenas. Confieso que me he decidido para poder hacer fotografías a las fresas, que son muy fotogénicas. Bueno, pues repetiré la experiencia porque el resultado me ha gustado, la mermelada que he obtenido está muy rica y tiene un aspecto estupendo...y la foto tampoco me ha quedado mal :)

He consultado en varios blogs y, más o menos, en todos la hcen de forma similar. En algunos he visto que se aromatiza con diferentes especias y yo he optado por utilizar azúcar avainillado (he comentado en alguna otra entrada que siempre tengo un bote de cristal con azúcar blanco y unas vainas de vainilla, en pocos días el azúcar toma el aroma). Si utilizáis azúcar avainillado comprado, es posible que no sea necesario agregar más que una o dos cucharaditas y no tanta cantidad como el que yo he añadido. También podéis utilizar una trozo de vaina de vainilla que introduciréis en la cocción.




Ingredientes:
- 500 g de fresones.
- 200 g de azúcar blanco.
- 50 g de azúcar aromatizado con vainilla. 
- Algo más de una cucharada sopera de zumo de limón.

Elaboración:
Retiramos las hojas, lavamos bien las fresas y las cortamos en trocitos, no demasiado pequeños, como de 1cm. Colocaremos la fruta en un recipiente junto con el azúcar blanco y el avainillado y la dejaremos reposar alrededor de una hora.
Colocamos la fruta y el limón a fuego medio alto y la dejamos cocer unos 35-40 minutos vigilándola para que no se pegue al fondo de la perola. 
Cuando ya está hecha, la guardaremos en un bote de cristal y la conservaremos en la nevera. Si queréis guardarla unas cuantas semanas tendríais que utilizar un bote esterilizado, pero si la vais a usar en los próximos días no es necesario. Aún así, con la cantidad de azúcar que lleva, se conservará bien un par de semanas en la nevera.

Ejemplo de utilización:
Con la receta de la Tarta de queso fría he hecho unas minitartas. Para cortarlas he utilizado un molde redondo de aluminio, de los que se usan para emplatar. Se corta con el molde y se empuja hacia arriba con los dedos para sacar la porción.




Un poema:
Una poesía dulce como la mermelada...como dulce era aquella grandullona de Gloria Fuertes.

Caramelo
Piedrecita azucarada de colorines, 
de fresa, limón y menta.
Osea, rojo, amarillo y verde.
Si son de miel y eucalipto valen para la tos.
El caramelo es como la ternura
siempre dulce.
...(Hagamos de la vida un caramelo).

Una canción: 
Strawberry Field existe pero no es un campo de fresas sino un orfanato de Liverpool que pertenecía al Ejército de Salvación. En la actualidad se conservan los jardines donde jugó John Lennon cuando era niño.




No hay comentarios:

Publicar un comentario