domingo, 4 de mayo de 2014

Torta de tres leches

La Torta de tres leches es un postre muy popular en latinoamérica. Se elabora con un bizcocho bañado con tres tipos de leches, leche condensada, leche evaporada y crema de leche. Se suele cubrir con merengue y se sirve con guindas al Marrasquino y canela.

Se cree que se originó en América Central y se popularizó en la década de 1940 gracias a una campaña publicitaria de Nestlé en la que se colocó la receta en etiquetas de sus productos.

Algunos países en los que se elabora este dulce: Venezuela, Colombia, Costa Rica, México, Chile, Ecuador, Perú... También es muy conocida en el sur de EEUU y en muchas zonas del Caribe.

En muchas recetas que he consultado se utiliza la crema Chantilly para cubrir la torta y se sustituyen las guindas por fresas. Yo he hecho el bizcocho como en la página Sweet y salado pero reduciendo los ingredientes y añadiendo canela. Como cobertura he preferido el merengue por no meter más grasa. Es un Merengue italiano porque tiene mucho brillo, una textura muy cremosa y aguanta muy bien hasta el día siguiente. 

He adornado la torta con fresas y les he dado forma de rosas para que hicieran juego con el mantelito individual tan chulo que me ha hecho mi amiga Mar. Si queréis ver cómo se hacen las rosas: Cómo hacer rosas con fresas


Ingredientes para un molde de 16 cm x 21 cm. Unas 8 raciones:
Bizcocho
- 105 g harina blanca.
- 1 cucharadita de levadura en polvo.
- 2 pellizcos de sal.
- 2 huevos.
- 100 g azúcar blanco.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
- 1/2 cucharadita no entera de canela.

Mezcla de Leches:
- 100 g de leche condensada.
- 60 g nata.
- 120 g de leche ideal.

Merengue italiano:
- 2 claras de huevo (60 g).
- 120 g de azúcar blanco.
- 22 ml de agua.

Elaboración:
El bizcocho lo haremos y lo empaparemos con varias horas de antelación, lo mejor es dejarlo preparado de un día para otro. El merengue o la crema Cantilly (nata montada con azúcar y vainilla), la haremos el mismo día que vayamos a comer el dulce.

Bizcocho:
Mezclamos la harina, la levadura, la sal y la canela.

Batimos las claras un poco, hasta que espumeen. Añadimos el azúcar despacio mientras batimos a velocidad alta con una batidora de varillas. Después de unos 3 o 4 minutos añadimos una a una las yemas de huevo y batimos un par de minutos más. Agregamos la mitad de la harina hasta que quede homogénea la mezcla, después añadimos la leche y la vainilla, mezclamos todo y terminamos añadiendo el resto de la harina, bajando un poco la velocidad de la batidora.

Colocamos papel de horno en una fuente tipo Pirex y vertemos la preparación. Horneamos durante unos 25 a 30 minutos. He utilizado la opción de fuego abajo y con aire, pero también he hecho el bizcocho con el horno arriba y abajo sin aire. Tal vez de esta última forma suba menos, pero no hay mucha diferencia. El tiempo de cocción puede variar de unos hornos a otros por lo que desde el minuto 20 empezaremos a pinchar el bizcocho con un tenedor para comprobar si está hecho, lo sabremos cuando el tenedor salga limpio.

Dejaremos que se enfríe el bizcocho, sobre una rejilla y tapado con un paño, antes de empaparlo con la leche.

Una vez frío el bizcocho, le quitamos el papel de horno y lo volvemos a meter en la misma fuente que lo hemos horneado. 

Mezclaremos las tres leches en un cuenco y las verteremos sobre el bizcocho, que introduciremos en la nevera hasta el día siguiente.

Merengue italiano:
Montamos las claras a punto de nieve añadiendo poco a poco unos 30 g de azúcar. Es imprescindible utilizar una batidora de varillas. Batimos unos minutos hasta que estén bien montadas.

Hacemos un almíbar con el agua y el resto del azúcar. Cuando burbujee en el fuego pero sin dejar que cristalice. Si tenéis termómetro de cocina, la temperatura que tiene que alcanzar son 120º, pero si no tenéis (como es mi caso) lo retiráis del fuego cuando burbujee para que no cristalice ni tome color. 

El almíbar lo iremos volcando poco a poco en las claras, de forma continua y sin dejar que se enfríe mientras seguimos batiendo. Batir durante unos minutos hasta que haya tomado brillo y al darle la vuelta al cuenco no se caiga la preparación.

Cubriremos el bizcocho con el merengue y al servir espolvorearemos un poco de canela por encima.

Un libro
Dos de los países en los que se elabora la Torta Tres leches son Colombia y México. Patria de origen y de adopción respectivamente del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez. 

Cien años de soledad está considerada una obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal y es una de las obras en español más traducidas y leídas. Seguro que Mari Mar se lo ha leído...yo también, aunque hace tanto que tendría que volver a leerlo, lo que recuerdo es que me gustó mucho.
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y caña brava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo.
Una canción:  
Para Mar...Mediterráneo de Serrat, que seguro que le gusta. Esta canción fue elegida la mejor canción pop en español por la revista Rolling Stone en 2010.


2 comentarios:

  1. Gracias por la dedicatoria... y por la receta, entra por los ojos. ME ENCANTA SERRAT

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por el regalo y por muchas otras cosas.
    Besicos :)

    ResponderEliminar