domingo, 3 de abril de 2016

Brioche de requesón

El brioche que os traigo lleva en su composición requesón en lugar de mantequilla, esto lo hace más saludable y no penséis que el sabor y la textura varían excesivamente. He utilizado requesón porque es uno de los ingredientes que propone recetario mañoso para la primavera.

He usado la receta de un brioche que hice con mantequilla, esta vez la he adaptado. La verdad es que la he modificado bastante ya que he sustituido la mantequilla por requesón, he puesto más azúcar, más harina, semillas de amapola y he cambiado las condiciones de horneado. Si no queréis poner semillas de amapola, pues no lo hagáis porque sabor no es que aporten. Dicen que tienen propiedades interesantes, no sé, yo las he puesto porque me imaginaba que podían quedar chulas pero al estar tan tostada la superficie lo cierto es que no se ven demasiado.  Crujen un pelín, eso sí.

El brioche es relativamente fácil de hacer si tenéis paciencia y una amasadora, aunque sea una manual pequeñita como la mía. A mano no me sentiría capaz de hacer la masa. Y lo de la paciencia lo digo también porque el levado es muy lento. Primero la masa tiene que reposar por lo menos 6 horas en la nevera y, después de colocarla en los moldes definitivos, necesitaremos dos horas más de levado en un sitio cálido. Otra cosa a tener en cuenta es que como la masa resultante es muy blanda (la hecha con mantequilla se maneja mejor), la tendremos que manipular con una rasqueta de repostería y con aceite. Lo de usar aceite para trabajar la masa lo he visto en algún sitio pero no consigo acordarme de dónde me lo he sacado, no sé si será muy ortodoxo, pero la cosa es que funciona. La próxima vez que haga la receta usaré harina y a ver qué ocurre.

Yo he hecho brioches individuales, pero podéis usar moldes de plum cake o de otra forma. En este caso distribuiréis las porciones cubriendo la superficie del recipiente.

Si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme e intentaré resoverla.

Fuente: Assiettes gourmandes


Ingredientes: Para 10 o 12 moldes de flan.
  • 400 g de harina normal.
  • 200 g de requesón.
  • 70 g de azúcar blanquilla.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 20 g de levadura fresca.
  • 2 cucharadas de leche.
  • Semillas de amapola (opcional).
  • 1 huevo más para pintar la superficie.
Primavera ´16 Puerros, bacalao y requesón
Elaboración:
  1. Diluiremos la levadura en la leche tibia.
  2. Colocaremos en un recipiente todos los ingredientes y los amasaremos durante unos 15 o 20 minutos a baja velocidad hasta que la masa quede homogénea y elástica.
  3. Cubriremos el recipiente con papel film y lo introduciremos durante al menos 6 horas en la nevera.
  4. Una vez pasado el tiempo de reposo pondremos un poco de aceite sobre la mesa de trabajo y verteremos la masa. Untaremos también con aceite un rodillo y extenderemos la masa en forma de rectángulo de 1 cm de grosor.
  5. Si queréis ponerle semillas de amapola como he hecho yo, espolvoreáis toda la superficie del rectángulo con ellas.
  6. Con ayuda de una rasqueta recogéis la masa formando un rollo cilíndrico y la troceáis en 8 o 10 porciones, según la capacidad de vuestras flaneras. Tenéis que tener en cuenta que la masa va a crecer y que si la colocáis en un recipiente de paredes muy bajas, o llenáis mucho el molde, corréis el riesgo de que se os desborde. Lo ideal es que la masa no ocupe mucho más de la mitad del molde.
  7. Untaremos bien los moldes con mantequilla. Si utilizáis uno grande colocaréis papel de hornear en el fondo y el resto lo enmantequillaréis.
  8. Llenaréis los moldes con las porciones de masa y dejaréis que leven durante dos horas en un lugar cálido y sin corrientes de aire (yo caliento el horno a 50ºC, lo apago y dejo dentro los moldes). 
  9. Una vez que la masa haya duplicado el tamaño  pintaremos los brioches con huevo batido y le espolvorearemos semillas de amapola (opcional). 
  10. Horneamos a 200ºC con la resistencia arriba y abajo durante 10 minutos. Luego lo bajaremos a 180ºC y hornearemos de 15 a 20 minutos más. Si se os dora mucho la superficie de los brioches, colocad papel de aluminio encima para que no se queme. 
  11. Sacaremos los brioches de los moldes y dejaremos que se enfríen sobre una rejilla.
  12. Los conservaremos envueltos en papel de aluminio o tapados con un paño. Tienen más sabor a partir del día siguiente de hacerlos.


Un libro

Ya que los brioches son "très français", os voy a proponer la primera de una saga de novelas policíacas cuya autora es la también francesa Fred Vargas. Se trata de "El hombre de los círculos azules" escrita en 1991. Como os digo, es el primer libro de una serie protagonizada por el comisario Adamsberg. Este hombre, solitario y un poco insociable, tiene la facultad de saber a menudo lo que va a hacer o decir la gente y eso le aburre de mala manera porque no encuentra a nadie que consiga sorprenderle. Además, es capaz de resolver los asesinatos intuitivamente, sin esfuerzo aparente, forma que a sus compañeros les parece alucinante e injusta. Sin embargo este don intuitivo es percibido por Adamsberg como una especie de maldición.

Es una novela en la que lo más importante son los personajes, estupendamente dibujados por la autora.

Os dejo un párrafo en el que Adamsberg, imitando a una de las victimas de la novela, escribe como nota en un cuaderno y nos permite conocerle un poco:
"Ayer caminé hasta la estación del Este. Me pregunté por qué soy poli. Seguramente porque en este oficio hay cosas que usar con posibilidades de encontrarlas. Eso consuela de lo demás. Porque, en el resto de la vida, nadie nos pide que busquemos nada, y no nos arriesgamos a encontrar porque no sabemos lo que buscamos. Por ejemplo las hojas de los árboles: aún no comprendo exactamente por qué las dibujo, Alguien me dijo ayer en un café de la estación del Este que el mejor modo de no tener miedo a la muerte es llevar una vida de gilipollas, así no hay nada que lamentar; no me pareció una buena solución.

Pero yo no tengo miedo a la muerte, no especialmente. Así que, en realidad, aquello no tenía nada que ver conmigo. Tampoco tengo miedo a estar solo. 
Me doy cuenta de que tengo que renovar todas mis camisas. Lo que me gustaría es encontrar una atuendo universal. Entonces compraría treinta ejemplares, y ya no tendría que preocuparme del problema de la ropa hasta el fin de mis días. Cuando le expliqué esto a mi hermana, lanzó un grito. La sola idea de un atuendo universal le espanta.
Me gustaría encontrar un atuendo universal para no tener que preocuparme por eso.
Me gustaría encontrar una hoja de árbol universal para no tener que preocuparme por eso."
Una canción:
Y ahora una canción francesa interpretada por Stacey Kent, esta cantante es anglo-americana pero tiene una relación estrecha con Francia. En el año 2009 recibió "La Ordre des Arts et des lettres", una condecoración del gobierno francés pos su contribución a las artes.

La canción que os traigo pertenece a un álbum del 2010 cantado enteramente en francés que se titula "Raconte moi". Se trata de "Jardin d´hiver" de Benjamín Biola y Keren Ann que quizás conoceréis cantada por Henri Salvador. Esta canción, ya de por sí preciosa, adquiere una textura especial en la voz de Stacey Kent. Escuchadla con los ojos cerrados y veréis qué bien.




4 comentarios:

  1. Que buena idea poner el requesón en el brioche, se ve muy jugoso, gracias por
    tu aportación al Mañoso, bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sefa! Sí que queda jugoso. Ayer puse que el brioche había que comerlo mejor el primer día, pero hoy lo he cambiado. El día que lo haces está muy tierno, pero al día siguiente está mucho más rico de sabor.

      Eliminar
  2. Me gusta sobre todo la forma y te has dado cuenta que te han salido corazones de semillas de amapola? en el corte y en la foto parecen corazones!. Los probaré porque con el requesón tienen que tener un toque especial.
    Estupenda aportación al mañoso. Me lo llevo.
    http://yalalunaseleveelombligo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, ya me di cuenta al cortarlos que casi se veía un corazón. Al poner las semillas cuando la masa estaba estirada y luego enrollarla ha hecho que saliera esa figura. Al verlo pensé que si hubiera enrollado la masa desde los dos laterales hacia el medio, el corazón se vería más. La próxima vez lo haré, aunque a mis hijos no les ha hecho mucha gracia lo de las semillas, dicen que mejor sin nada, que parecen una fila de hormigas :D

      Eliminar