lunes, 16 de mayo de 2016

Tarta mousse de fresa

Estamos en plena temporada de fresas, así que os propongo una buena forma de disfrutarlas.

Se trata de una tarta mousse muy cremosa con una cubierta de gelatina de fresa. Para las dos texturas he usado gelatina neutra.

Es la segunda vez que hago esta tarta. La semana pasada utilicé un molde tipo plumcake de cristal y la verdad es que fue mucho más fácil y rápido desmoldarlo que el redondo que he usado esta vez. No sé si con un molde de silicona se hará mejor. Otra opción que se desmoldaría con más facilidad es hacerla en un molde desmoldable colocando una base de galletas como las en las tartas de queso frías. En este caso haríamos la mousse de fresa, introduciríamos el molde en la nevera por lo menos cuatro horas, luego le colocaríamos encima la gelatina de fresa y volveríamos a dejarla en la nevera hasta que se solidificara.

Le he puesto unas hojas de hierbabuena para adornar y me ha gustado mucho el contraste de sabor con la fresa. Usaré esta combinación en otras preparaciones.

La receta la he sacado del blog Silvita aunque le he dado una presentación distinta y he acelerado un poco el proceso para que cuajara la gelatina metiendo el molde previamente en el congelador y también después de verter el puré de fresa.



Ingredientes: Para un molde de cristal redondo de 20 cm de diámetro.

Mousse:

  • 250 g de fresas frescas.
  • 125 g de azúcar.
  • 250 d de nata para montar (35% MG).
  • 4 hojas de gelatina neutra Vahíné®.

Gelatina de fresas:

  • 100 g de fresas frescas.
  • 25 g de azúcar.
  • 2 cucharadas de agua.
  • 2 hojas de gelatinaVahíné®..

Decoración:

  • 5 o 6 fresas.
  • Unas hojas pequeñas de hierbabuena.
  • 25 g de azúcar,
  • 25 ml de agua.


Elaboración:
Gelatina de fresa:

  1. Pondremos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten durante el tiempo que indique el fabricante.
  2. En una cacerola colocaremos las fresas, el agua y el azúcar y las coceremos unos 5 o 6 minutos.
  3. Trituraremos las fresas, colaremos en puré obtenido y le agregaremos las hojas de gelatina. Si es necesario volveremos a poner el puré tamizado en el fuego para que se funda bien toda la gelatina.
  4. Vertermos el puré en el recipiente que vayamos a utilizar (que previamente habremos metido en el congelador durante media hora).
  5. Volveremos a introducir el molde en el congelador y lo mantenemos por lo menos media hora, luego lo pondremos en la nevera y empezaremos a hacer la mousse de fresa.

Mousse de fresa:

  1. Pondremos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten durante el tiempo que indique el fabricante.
  2. Trituraremos las fresas y colaremos en puré obtenido. 
  3. Agregaremos el azúcar y las pondremos a calentar un poco en un cazo.
  4. Incorporaremos la gelatina y removeremos la preparación para que se disuelva.
  5. Apartaremos el cazo del fuego y dejaremos que pierda temperatura.
  6. Batiremos la nata con unas varillas hasta que esté semimontada.
  7. Mezclaremos la nata y el puré de fresa con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes hasta que se integre todo bien.
  8. Verteremos el preparado sobre la gelatina que teníamos preparada e introduciremos el molde en la nevera por lo menos cuatro horas. Mejor si hacemos el dulce de un día para otro.
Cómo desmoldaremos la tarta:

  1. Si hemos utilizado un molde de cristal: calentaremos agua y la colocaremos en un recipiente en el que podamos bañar el molde de cristal durante unos minutos. 
  2. Calentaremos un cuchillo y lo pasaremos con cuidado por los bordes de la tarta.
  3. Colocaremos un plato sobre el molde y le daremos la vuelta. Agitaremos ligeramente hasta que caiga la tarta en el plato.

Decoración:

  1. Haremos un jarabe con el azúcar y el agua.
  2. Laminaremos las fresas.
  3. Tanto las láminas de fresa como las hojas de hierbabuena las iremos bañando en el jarabe antes de colocarlas sobre la superficie de la tarta para formar la decoración deseada.


Una película:
Como me ha quedado un postre muy rosa, os voy a proponer una película rosa también. Leer novela rosa, no leo, pero seguro que he comentado otras veces cuanto me gustan las películas románticas. Y si hay una peli rosa que he visto tropecientas veces esa es Notting Hill. Esta película dirigida por Roger Michell en 1999 está protagonizada por la maravillosa Julia Roberts y Hugh Grant, que aquí está particularmente adorable. Ahora bien, el que tiene una presencia impagable es Rhys Ifans. Grandioso el muchacho, de verdad.

Os dejo el trailer de la película. 



Un disco:
Y si la película la he visto mil veces, el álbum de la banda sonora lo habré escuchado un millón. Os pongo "Ain´t no sunshine" con una escena que me gusta mucho, pero todo el disco merece la pena porque está lleno de joyitas.

La canción está compuesta e interpretada por Bill Withers y apareció en su primer álbum en 1971. Está considerada una de las 500 mejores canciones de la historia para la revista Rolling Stone.


No hay comentarios:

Publicar un comentario