domingo, 29 de mayo de 2016

Brazo de gitano con trufa blanca y fresas

Según la región de España, o el país donde os encontréis, podéis ver este dulce con distintos nombres. Aquí lo llamamos "Brazo de gitano", pero también se le denomina "Brazo de reina" o "Manga de gitana". En algunos lugares del sur de España y sobre todo de América Latina, a estos pasteles enrollados se les conoce como "Piononos". Cada nombre lleva aparejada su historia. Una dice que un monje los trajo de Egipto (origen del pueblo gitano), otra que era un dulce que se elaboraba en una pastelería de Barcelona y se les regalaba junto con el pago de sus servicios a unos caldereros gitanos, también se dice que se le llama brazo de gitano porque se enrolla dejando fuera la parte más morena como la piel de los gitanos, o aquella que habla del pastel que se creó para celebrar la visita del papa Pío IX (Pío Nono)...En fin, se le llame como se le llame y tenga el origen que tenga, es un pastel clásico que no falta en ninguna pastelería y hemos comido todos.

Esta receta me la dio Pili a quien, además de ser la actual alcaldesa de mi pueblo, vamos a nombrar "Pastelera mayor del reino" porque hace unos brazos de gitano de los que hacen llorar de gusto. Les da aroma con cáscara de limón, suele rellenarlos de nata montada o de trufa y los decora con azúcar glass. Yo lo he rellenado con trufa de chocolate blanco y fresas, pero este bizcocho estará rico también con mermelada, crema pastelera o por ejemplo con una crema de queso como la que usé en la tarta de zanahoria.

Los ingredientes de la trufa que voy a poner no corresponden a la crema con la que he rellenado el rollo de las fotografías. No me gusta cómo ha quedado la crema de este rollo porque ha quedado muy líquida. La semana pasada hice el mismo pastel con una crema más consistente. Como no tuve tiempo de hacer fotografías ayer volví a hacer el dulce ¿Qué ha ocurrido esta semana? Pues que me puse a hacer la crema y no recordaba de dónde había sacado la receta de la trufa y la que usé no era tan buena. Este es otro de los motivos para mantener el blog, guardar las recetas para poder hacerlas de nuevo. No soy nada disciplinada a la hora de guardar recetas y además tengo mala memoria. Cambio las recetas sobre la marcha y la siguiente vez ya no sé lo que hice, o encuentro una buena receta en Internet y después olvido de dónde la saqué.

Bueno, como los ordenadores tienen la ventaja de guardar en el historial las páginas en las que te has metido, he buscado y he dado con la que buscaba. Por lo tanto la receta de la trufa es de "Un momento dulce", aunque he aumentado las cantidades. Tenéis que tener en cuenta que para obtener buenos resultados, hay que empezar a hacer la trufa el día anterior.

Respecto a las fresas. La semana pasada puse las fresas crudas cortadas a dados, a mi marido le gustaron de esta forma, pero a mi hija y a mí nos pareció que estarían mejor un poco más dulces, así que esta vez he hecho un poco de confitura.


Ingredientes: Para una bandeja de horno de aprox. 30 x 40 cm.

Plancha de bizcocho:
  • 4 huevos grandes.
  • 4 cucharadas colmadas de harina normal.
  • 4 cucharadas colmadas de azúcar blanquilla.
  • 2 gaseosas de papel.
  • La ralladura de un limón.
Trufa blanca:

  • 400 ml de nata líquida 35% de MG.
  • 160 g de chocolate blanco para postres.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
Fresas:
  • 200 g de fresas cortadas a dados.
  • 2 cucharadas de azúcar.
Elaboración:

Bizcocho: Precalentaremos el horno a 180ºC.
  1. Separaremos las claras de las yemas.
  2. Montaremos las claras a punto de nieve.
  3. Montaremos las yemas con el azúcar hasta que baqueen.
  4. Uniremos con cuidado las dos preparaciones.
  5. Tamizaremos la harina con las gaseosas e iremos incorporándola con movimientos envolventes a la mezcla líquida.
  6. Cubriremos una bandeja de horno con papel de hornear.
  7. Extenderemos bien la masa por toda la bandeja intentando que sea del mismo grosor por toda la superficie.
  8. Meteremos la bandeja a media altura del horno con calor arriba y abajo. Hornearemos unos 12 minutos.
  9. Sacaremos la plancha de bizcocho del horno y en caliente la volcaremos sobre un paño de cocina. Despegaremos con cuidado el papel y enrollaremos el bizcocho con el paño para que coja la forma. 
  10. Dejaremos que se enfríe por completo.
Trufa blanca:
Hay que empezar a hacer la trufa el día anterior.
  1. En una cacerola calentaremos la mitad de la nata y cuando esté a punto de hervir la retiraremos del fuego y colocaremos sobre ella el chocolate troceado. Removeremos hasta que se funda por completo y luego añadiremos el resto de la nata. Integraremos todo y lo guardaremos bien tapado con papel film en la nevera.
  2. Al día siguiente montaremos la preparación con unas varillas como si fuera nata.
Confitura de fresa:
  1. Trocearemos las fresas, les añadiremos el azúcar y las calentaremos en el fuego hasta que se funda todo el azúcar. 
  2. Dejaremos que se enfríen por completo antes de usarlas para el relleno.
Montaje del Brazo de gitano:
  1. Rellenaremos el bizcocho con la crema dejando sin cubrir unos tres centímetros del final de la plancha.
  2. Añadiremos los trozos de fresa sin dejar que caiga demasiado jarabe. Los hundiremos en la crema. 
  3. Empezaremos a enrollar el bizcocho por un lado y terminaremos cerrándolo por el extremo que hemos dejado limpio.
  4. Cubriremos con azúcar glass.
  5. Para presentarlo cortaremos los dos extremos con cuidado y los desecharemos para que quede más bonito.
  6. Conservaremos el dulce en la nevera.

Un libro:
A propósito de gitanos os voy a hablar del libro que hizo de mí una adicta a la lectura. Es un libro de los Cinco y en él aparecía como "protagonista invitada" una gitana que se llama Jo. Fue mi primer libro de los Cinco y no sabría decir cuántas lo habré leído. Luego llegaron todos los demás, pero a este le tengo un cariño especial.

"Los cinco se divierten" fue escrito por la británica Enid Blyton en 1955. La verdad es que algunos comentarios son bastante racistas respecto a los gitanos. Ese aspecto aparece también en otros libros de la saga, pero desde luego la absoluta heroína de la novela es Jo y muchos niños nos metimos en su piel mientras recorría aquellos pasadizos con su serpiente.
¡De pronto, una piedrecita golpeó contra su ventana! Se sentó, inmediatamente alerta. algo entró en la ventana y rodó por el suelo. Julián se acercó a la ventana, ¿Quién tiraba piedras a aquellas horas?
- ¿Eres tú, Dick?
-¡Jo! ¿Qué estás haciendo aquí? - preguntó Julián, asombrado -. Soy Julián. Dick duerme. Lo despertaré y te dejaremos entrar.
¡Pero no necesitó bajar a abrirle! ¡Jo trepó por un árbol que crecía junto a la ventana y saltó desde la rama al alféizar antes de que hubiera despertado a Dick!
Se deslizó en la habitación. Julián la iluminó con la linterna. Allí estaba Jo, sentada al borde de la cama de Dick, con la conocida mueca en su cara. Estaba muy morena, pero aún se le transparentaban sus pecas, y su pelo seguía tan corto y rizado como siempre.
-Tenía que venir - explicó -. Cuando llegué a casa al volver de la compra me encontré a esa chica, Jane. Me lo explicó todo, cómo ha sido capturada Lorge por equivocación en lugar de ella. Y cuando le dije:"Vete y explica que estás a salvo y que todo es un error y Jorge podrá salir libre", ella no quiso. Se sentó y se echó a llorar...¡Pequeña cobarde!
-No, no, Jo - dijo Dick. Y trató de explicárselo a la indignada muchacha. Pero no podía convencerla.
-Si yo fuera esa chica, Jane, no dejaría que nadie fuera raptado en mi lugar - continuó -. No me gusta, es tonta. ¡Y estoy obligada a cuidarla! ¡Uf! Yo no. Me gustaría que la raptaran a ella, lo mismo que a Jorge.
Julián contempló a Jo. Era extremadamente leal hacia los Cinco y estaba orgullosa de ser su amiga.
Había corrido dos aventuras con ellos. Era una pícara gitanilla, pero una buena y leal amiga. Su padre estaba en la cárcel y ella vivía con la prima de Juana. Y por primera vez en su vida ¡iba a la escuela!
Una serie de TV: 
Y siguiendo con gitanos, ahora irlandeses... Peaky Blinders es una serie de la BBC creada por Steven Knight y protagonizada por Cillian Murphy.

Se trata de una familia de gánsters de orígen gitano asentada en Birmingham justo despuñes de la Primera Guerra Mundial. Las acciones de la familia son dirigidas por el peligroso jefe Tommy Shelby.

La serie va por la tercera temporada. Yo he visto las dos primeras y no tienen desperdicio. ¿Cómo te puede caer tan bien alguien tan remalo como Tommy Shelby? Tendréis que ver la serie para descubrirlo.

Os dejo el tema principal de la serie, que le va que ni pintado. "Red Right Hand" es una canción de Nick Cave and the Bad Seeds que apareció por primera vez en 1994. La letra está inspirada en el "El paraíso perdido" de Milton. Habla de la mano vengativa de Dios.

"Una tormenta está formándose y por allí viene un hombre alto y apuesto con un sobretodo negro y polvoriento con su mano derecha roja"


No hay comentarios:

Publicar un comentario